Coliflor

La coliflor, un alimento sabroso y sano [Foto: diariovasco.com]

En su mejor época

La coliflor, una verdura llena de bondades

Aunque hoy en día sea un alimento que está en los mercados durante todo el año, es de octubre a enero su mejor época. Las infinitas maneras en las que puede ser preparada, uno de sus mayores atractivos

diariovasco.com | 17/10/2012 |

La coliflor, esa verdura originaria del Mediterráneo Oriental pero actualmente con China como mayor productor, alcanza ahora su mejor época. La coliflor de otoño suelen ser especialmente grandes y vigorosas o, si se prefieren, pequeñas y compactas, pero es ahora cuando alcanza su mejor sabor.

Esta verdura es especialmente indicada para dietas, al ser el agua su principal componente, lo que acompañado del bajo contenido que presenta tanto de hidratos de carbono y proteínas como de grasas, la convierte en un alimento de escaso aporte calórico. Además, es considerada buena fuente de fibra, así como de vitaminas y minerales. De hecho, es un alimento muy rico también en potasio y fósforo, además de contener, aunque de forma menos importante, calcio, hierro y magnesio. A su vez, por su contenido en fibra, resulta saciante y reduce el apetito, un aspecto muy beneficioso si se consume con el objetivo de bajar de peso.

Otro aspecto positivo a tener en cuenta es su carácter diurético, por lo que el consumo de coliflor favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo y resulta beneficioso en caso de hipertensión y retención de líquidos.

Da mucho juego

La coliflor es un alimento especialmente agradecido en la cocina, ya que da mucho juego en los fogones. Su forma más clásica de ser preparada es simplemente hervida con un aliño, aunque también es verdad que esta forma de cocinarla está indicada, sobre todo, para dietas.

La coliflor puede prepararse de muchas más maneras: al vapor, asada, frita, estofada, hervida o gratinada. También puede servirse como acompañamiento de otros platos, como legumbres, arroz o formando parte de una siempre sana menestra de verduras. También puede ser un buen acompañante de algunos pescados o incluso ser el ingrediente principal de una tortilla que merece la pena ser probada.

Además la coliflor puede también constituir nutritivos y sabrosos platos por sí misma.  Al horno y con besamel y queso supone un plato contundente, original y de lo más sabroso, pero también se puede comer hervida en ensalada con huevo duro, patata cocida, mayonesa e incluso frutos secos, como las almendras.