Cocinar con calabaza

Cocinar con calabaza es saludable y sencillo y podemos hacer muchas recetas [Foto: diariovasco.com]

Recetas fáciles

Cocinar con calabaza, fácil y riquísimo

Cocinar una calabaza es mucho más sencillo de lo que muchos creen y el resultado es siempre todo un disfrute para el paladar. Toda clase de recetas encuentran en ella el aliado perfecto

diariovasco.com | 27/02/2017 |

Cocinar con calabaza nos abre un mundo de posibilidades. Desde preparaciones dulces y postres hasta platos salados de cualquier tipo: pastas, arroces, pescados, carnes, estofados, cremasÂ… Su versatilidad es perfecta para tenerla en casa y disfrutar de un sabor diferente en nuestras recetas.

Con la calabaza cocida podemos hacer cremas, guarniciones o exquisitos rellenos de pasta

Su gran tamaño y su cáscara dura hacen de este fruto un ingrediente algo difícil de manipular, aunque su carne es susceptible de ser cocinada de cualquier manera. Además, se puede adquirir en muchos sitios calabaza partida o en rodajas o ejemplares de menor tamaño.

Una opción es cocinar la calabaza hervida, ya que de esta forma ablandaremos su carne y la podremos usar después en cualquier receta. Para cocinar la calabaza con este método lo primero es pelarla, teniendo en cuenta que su exterior es duro, lo mejor es utilizar el clásico pelador en forma de “y”, partirla en cachos e introducirla en una olla con agua hirviendo, sin tapa. Normalmente la calabaza hervida tarda en cocinarse alrededor de 25 minutos, aunque lo ideal es ir controlando el tiempo con un tenedor; si se puede clavar, estará lista.

Infinidad de opciones

Una vez lista, se puede triturar para hacer crema, salsa o relleno para pastas. Pero antes de desmenuzarla conviene dejar la calabaza reposar unos 10 minutos en un colador, para que drene el agua absorbida.

Si por el contrario la calabaza va a ser la protagonista del plato o la vamos a comer en trozos como acompañamiento de otro alimento, tenemos varias opciones. La primera de ella es disfrutar de la calabaza como un plato en sí, para lo que basta con sazonarla con sal, pimienta y nuez moscada. Si vamos a cocinar un cuscús, cortaremos la calabaza en taquitos pequeños y se la añadiremos directamente al plato, ya que con el hervor ya estaría lista.

Y si nuestra intención es disfrutar de ella como parte de una guarnición, podemos cortarla en pedazos más pequeños o tiras y echarle un poco de sal y pimienta, o cocinarla un poco más pasándola por la plancha o la sartén para conseguir una acabado más dorado.

A la hora de cocinar una calabaza el microondas nos puede servir también de gran ayuda. Además es el método más rápido, ya que si la introducimos en trozos no muy grandes, la tendremos lista en siete minutos. En este caso podemos cocinarla con cáscara o sin ella, partida en varios pedazos y a temperatura alta. Cuando esté lista la podremos utilizar del mismo modo que la cocida.




sukaldaTU por Ainara López