Consejos para cata de vino

La cata de vino, un arte que exige algunos consejos [Foto: diariovasco.com]

Enología

Cinco consejos para una cata de vinos

Existen algunas claves que nos harán entender mejor el caldo que estamos probando sin la necesidad de ser grandes expertos en el mundo del vino

diariovasco.com | 04/03/2016 |

Catar un vino no es sencillo, pero existen algunos consejos que nos pueden ayudar a interpretar mejor el caldo que estamos bebiendo. La enología es una ciencia compleja, sin duda, pero cualquier aficionado al vino puede sacar sus propias conclusiones al probar una copa. Para ello, hay que tener en cuenta las siguientes claves.

Siempre mejor en copa

Para catar un vino, hay que apostar siempre por la copa y, además, agarrarla por el pie o el tallo de la misma. ¿La explicación? Es muy sencilla: así no influiremos en la temperatura del vino. La copa más recomendada es la Afnor, aunque existen infinidad de modelos de copas.

Sobre fondo blanco se ve mejor

En la fase visual se aprecia el color del vino, algo que nos aportará mucha información sobre el caldo que estamos tomando. Por ello, se recomienda ver la copa sobre un fondo blanco y luminoso, pero alejado de luces que puedan distorsionar el tono real del vino. En los blancos, cuanto más tono tiene, más viejo es; pero en los tintos sucede justo al revés, ya que los claros son los que más años tienen.

Olfato y memoria, unidos

En la fase nasal, en la que debemos identificar los aromas del vino, la memoria juega un papel muy importante. En las catas más solemnes se cuida mucho los aromas de la sala y los detergentes utilizados para lavar las copas. Si es improvisada, aquí va un truco: tapa la copa con una mano y agítala, de manera que al destaparla emanarán todos los aromas de forma más brusca.

Con la boca cerrada y semiabierta

Uno de los mayores placeres del vino es precisamente beberlo, por lo que la fase gustativa es la más esperada. No sólo se valora su sabor, sino que se tiene en cuenta también su evolución, equilibrio, postgusto… El vino se suele catas de dos maneras: con la boca cerrada y semiabierta, pero siempre de manera reposada.

La etiqueta siempre informa

Tener unos conocimientos mínimos sobre el vino también nos orientará y ayudará a la hora de analizar cada caldo de la manera más correcta posible. Después de verlo, olerlo y probarlo, atenderá la etiqueta de la botella y entender mejor qué tipo de vino es e informarnos sobre su origen y su bodega redondeará la experiencia.