Caracolada en Tolosa

El año pasado se cocinaron 5000 caracoles [Foto: diariovasco.com]

Feria especial

Caracoles el sábado de Semana Santa

Como cada sábado, Tolosa celebra su jornada de mercado, que este fin de semana, día 7 de abril, tendrá un carácter un tanto especial, coincidiendo con la Semana Santa.

diariovasco.com | 04/04/2012 |

Los caracoles y los bueyes serán los protagonistas de la feria de éste sábado, día 7 de abril, en Tolosa. Además de los tradicionales puestos que se colocan en los diversos escenarios del mercado semanal de la localidad, la plaza Zerkausia acogerá una exhibición de preparación de caracoles, así como su posterior degustación.

El artífice de tal hazaña será, tal y como lo hiciera el año pasado, el cocinero Peio Doyarzabal, del restaurante Astelena de la localidad. En esta ocasión y debido a las fechas en las que nos encontramos, se cocinarán un total de 2500 caracoles, en lugar de 5000, que fueron los que se prepararon hace un año.

Para tal elaboración, Peio Doyarzabal contará con la colaboración del también cocinero Txemari Esteban, del restaurante Botarri de Tolosa. Hasta Zerkausia ya llevarán la salsa de tomate echa y los caracoles cocidos, pero la gente podrá ver cómo se cocinan.

La degustación tendrá lugar a las 12 horas y a partir de las 12.30 horas, también habrá una carrera de caracoles. Por la tarde, a las 17.30 horas, en la calle Pablo Gorosabel habrá una demostración de arrastre de bueyes.

Receta de caracoles

Para cocinar los caracoles, Peio Doyarzabal explica que los pasos a seguir son los siguientes:

- “Por un lado, hacemos la salsa. Se le echa pimiento verde, cebolla, zanahoria y pulpa de choricero. Aproximadamente 10 chorizos picantes y medio jamón de bodega, para 2500 caracoles. Además de 6 botes de pulpa de choricero y un bote de tabasco. La cantidad de verdura la hago un poco a ojo”.

- “Cuando ya hemos hecho la salsa, se pican el chorizo y el jamón aparte y se sofríen. Una vez realizado este segundo paso, echas estos dos productos al tomate y lo mezclas con los caracoles ya cocidos”.

La cocción de los caracoles será de “aproximadamente, dos horas”. Para limpiar los caracoles, quizá el proceso más engorroso de este plato, Doyarzabal explica que el truco está en que el día anterior a limpiarlos “hay que dejarlos en un cubo de agua con sal y tapar con una red para que no se escapen. Eso sí, nunca hay que echar vinagre porque matas los caracoles y así no nos sirven”.

A la hora de cocer, Doyarzabal recomienda “cocer con agua fría, echar los caracoles y cuando veamos que el agua empieza a calentarse, le damos mayor hervor al agua. De esta forma los caracoles salen de su cuerpo y mueren. A esto se le llama ‘asustar’.

Los caracoles que se degustarán proceden de un caserío de Baliarrain y “han estado invernado todo el invierno y para las fechas que estamos, es pronto y por tanto hay muy pocos. Es por ello que son caracoles que están en roca. La época de caracoles va de la primavera en adelante, hasta casi llegado el otoño. Este año el frío ha hecho que el caracol aún no haya salido”.