Usos calabacín

El calabacín nos puede dar mucho juego en la cocina por sus diferentes usos [Foto: diariovasco.com]

Posibilidades

Calabacín, una hortaliza con muchos usos

El calabacín es una de las hortalizas más versátiles del mercado y ofrece muchas maneras de consumo, además de grandes beneficios saludables

diariovasco.com | 06/02/2019 |

El calabacín tiene muchos más usos que la clásica tortilla o pisto. Podemos verlos en los supermercados durante todo el año, pero la temporada ideal para su consumo llega con la temporada estival y el buen tiempo. Es una hortaliza muy versátil y que ofrece una gran cantidad de posibilidades culinarias.

El calabacín es una hortaliza que tiene muchos usos posibles en la cocina y que, además, proporciona muchos beneficios a la salud

La mejor manera de consumir el calabacín para aprovechar los nutrientes al completo es en crudo o al vapor. La opción más sencilla es agregarlo como ingrediente de una ensalada, bien cortado en lonchas muy finas o en pequeños dados.

Se puede mezclar con los ingredientes que más gusten, sin embargo, desde aquí recomendamos añadirlo a ciertos elementos con los que casa muy bien en sabor, como la rúcula, las nueces, el puerro, los espárragos, el aguacate y el queso fresco. Asimismo, se integra a la perfección con condimentos como la mostaza, la albahaca, el ajo, el perejil o el orégano.

Aunque se haya hecho referencia casi al completo a recetas frescas, con la llegada del frio y el invierno el calabacín sigue siendo imprescindible en las neveras de muchos hogares. Además del tradicional y delicioso puré o crema de calabacín, este producto también es válido para una gran variedad de técnicas de cocinado.

Otra de las variedades de consumo que evita una gran pérdida de sus propiedades es cocinándolo al horno. El calabacín relleno asado es un aperitivo con el que cosecharás un gran éxito entre los comensales. El relleno, por supuesto, siempre al gusto de cada uno, pero cabe destacar que el sabor de esta hortaliza casa muy bien con elementos como el queso, el huevo, el jamón o el tomate.

Menos saludable es optar por freírlo, pero es una buena opción si buscamos una deliciosa alternativa a las patatas fritas. Cocinado a la plancha, lograremos un resultado muy agradable al paladar y muy útil como acompañamiento a diversos platos principales de carne y pescado.

Un sinfín de usos medicinales

Gracias a sus muchas y diversas propiedades, el calabacín ha sido un alimento muy utilizado como curativo. Este elemento contiene cualidades vermífugas, lo que lo convierte en un buen aliado para eliminar lombrices intestinales. Para ello, es necesario comer la parte interior, más concretamente, la parte que contiene las semillas.

También es muy destacable su cualidad diurética, lo que convierte esta hortaliza en un buen aliado en el tratamiento de cistitis e infecciones urinarias, así como para eludir la aparición de piedras.

Gracias a su gran aporte de fibra, el calabacín favorece la digestión, por lo que consumir este alimento ayudará a acabar con el estreñimiento.  Por último, esta hortaliza se suele utilizar para tratar afecciones cutáneas como las asperezas, el acné o las quemaduras.