Asador Ana Mari

Asador Ana Mari es la nueva aventura de la familia Bereciartua [Foto: diariovasco.com]

Asador Ana Mari

La apertura de un asador 'txapeldun'

El pasado viernes, 26 de octubre, prendió sus fogones el Asador Ana Mari, ganador del último Concurso 
Nacional de Parrillas. Es el nuevo proyecto de la familia Bereciartua

diariovasco.com | 29/10/2018 |

La espera ha llegado a su fin. Ya pueden visitar y probar la propuesta gastronómica del recién inaugurado asador Ana Mari, cuyo principal atractivo está en una parrilla de campeonato. ¿El motivo? Tanto su parrillero, el joven donostiarra Unai Paulis, como la carne que emplean, producto de Cárnicas Goya, resultaron vencedores en el IX Concurso Nacional de Parrilla celebrado el pasado 10 de octubre en el marco del congreso San Sebastián Gastronomika - Euskadi Basque Country.

Al cargo de la parrilla del Ana Mari está Unai Paulis

Ana Mari Erretegia, con el éxito más que asegurado, abrió ayer sus puertas y prendió sus fogones por primera vez tras seis meses de intenso trabajo previo a la apertura. Este negocio es la nueva aventura empresarial de la familia Bereciartua y la gestión del mismo no puede estar en mejores manos. 

La gerencia del restaurante irunés está a cargo de Borja, primogénito de Javier Bereciartua, quien fue uno de los impulsores hace casi 37 años del conocido y reputado Portuetxe, del cual sigue al frente a día de hoy. Borja se encargará de que el asador «siga la línea de trabajo» de este histórico restaurante donostiarra en que le descubrió su vocación por la cocina y por el mundo hostelero.

La mejor parrilla y producto

Pese a que parezca lógico a la hora de hablar de un asador, cabe destacar la parrilla como el punto fuerte de la cocina de este establecimiento. A cargo de la misma estará Unai Paulis, quien puede presumir de ser el mejor parrillero del país tras proclamarse ganador del IX Concurso Nacional de Parrilla, celebrado el pasado 10 de octubre. 

El pescado a la bradsa es otro de los atractivos de una carta variedad

La técnica de asado del joven parrillero está acompañada por otro factor imprescindible para conseguir una buena txuleta: el producto. Cárnicas Goya, que obtuvo el título de la mejor carne en el mismo certamen que coronó al parrillero, lleva años trabajando con la familia Bereciartua y es el encargado de suministrar las piezas de carne que se trabajan en el asador. Borja considera que son «un valor seguro y el mejor socio» con el que pueden contar para hacer realidad su «deseo de ofrecer el mejor producto de calidad». 

Pero lo que propone el restaurante Ana Mari es mucho más que eso. La cocina tradicional es el eje principal de la amplia propuesta gastronómica que ofrece con una carta repleta de productos locales de primera calidad, además de un sinfín de platos que permiten la posibilidad de degustar los mejores artículos de temporada.

Acorde a la filosofía de un asador vasco, cabe destacar la variedad de pescados frescos a la brasa, así como los txipirones a lo pelayo, el revuelto de setas de temporada o las kokotxas, cocinadas en sus diferentes formas. 

Todo ello puede maridarse con una carta de vinos muy completa y variada, con etiquetas escogidas a conciencia para que la bebida se convierta en el complemento y acompañamiento perfecto para sus platos. 

En un lugar privilegiado

El Ana Mari se encuentra ubicado en el lugar que antiguamente ocupó el Labeko Etxea, en el número 49 del barrio Olaberria de Irun. El establecimiento, un precioso e histórico caserío datado del siglo XVI, ha sido renovado para acoger esta nueva etapa como asador. 

Con una reforma «simple y sin mayores complicaciones» se ha reconvertido el interior del establecimiento en un espacio con luminoso y claro, gracias al inmenso ventanal que ofrece unas privilegiadas vistas hacia la vegetación exterior. El Ana Mari ha logrado transformarse en un lugar acogedor con la calidez propia de un entorno rural, tranquilo y con mucho encanto. 

Asimismo, el asador cuenta con dos comedores con una estética clásica y elegante, acondicionados para acoger en total a, aproximadamente, 120 comensales, además de un salón privado en la parte superior del edificio pensado para la celebración de eventos íntimos y exclusivos. También, cuentan con dos escuetas terrazas en la parte exterior de las instalaciones. 

El equipo, de confianza

Más allá del protagonismo que puedan haber adquirido Borja, como gerente del restaurante, y Unai Paulis por ser el mejor parrillero del país, el equipo del asador está compuesto por una decena de personas «de confianza, escogidas a conciencia», que se distribuirán a partes iguales entre la sala y en la cocina. 

El servicio del Ana Mari cuenta con un equipo de profesionales que trabaja para destacar más allá de la cocina, cuidando y mimando cada servicio que se ofrece a los clientes y con el objetivo de lograr una experiencia satisfactoria a todos los niveles.