Botella Perrier - Jouët Grand Brut

La botella Perrier - Jouët Grand Brut, otro detalle de la clase del champagne [Foto: diariovasco.com]


Perrier - Jouët
Tel&ecute;fono33 326 533 810

Avenue de Champagne, 28
Épernay,
Francia 51200


Enología

Perrier-Jouët presenta su Grand Brut, un champagne con mucho cuerpo

Perrier-Jouët presenta su Grand Brut, un champagne Redondo y equilibrado, un perfecto trabajo de una firma que es sinónimo de calidad

diariovasco.com | 22/12/2014 |

"Grand Brut es la perfecta introducción al estilo Perrier-Jouët. La Maison creó el primer champagne brut en 1856, demostrando hasta ahora una consistencia extraordinaria. Posee un equilibrio de notas afrutadas y florales, siendo un vino fresco, vivo y sutil que ofrece una amplia gama de aromas”. Éstas palabras son de HervéDeschamps, Chef de Caves de Perrier-Jouët, y resumen perfectamente la esencia de un Grand Brut con mucho cuerpo.

Y es que en este vino, las exquisitas y elegantes uvas Chardonnay (20%) combinan perfectamente con las PinotNoir (40%), con la ayuda de la uva PinotMeunier (40%), que son cuidadosamente seleccionadas para aportar la rotundidad afrutada y armonía a los vinos. Más tarde, Perrier-Jouët Grand Brut permanece tres años en bodega. Este dato merece ser tenido en cuenta, ya que son 15 meses los establecidos por el estándar de la AOC.

Su ataque es franco, rotundo, equilibrado y estructurado

El resultado es espectacular: el champagne tiene un atractivo aspecto dorado, con efervescencia elegante y prolongada. En nariz posee una viveza y frescura sorprendentes: flores de árboles frutales, flor de lima, limón... Delicado y elegante, es al mismo tiempo que intenso y complejo.

En boca destacan sus notas florales, fruta fresca (melocotón, cítricos), pasteles intensos (vainilla, mantequilla), fruta amarilla (albaricoque, mango). Su ataque es franco, rotundo, equilibrado y estructurado. En resumen, un vino de mucho cuerpo que es perfecto como aperitivo o con platos ligeros, como un pescado blanco, una terrina de pescado, caviar o crema de erizo de mar.

Con mucha historia

Hablar de Perrier-Jouët  es hacerlo de una Maison nacida en lo más profundo de Champagne. Desde su creación en 1811, se establece en el número 28 en lo que se convertirá en los Campos Elíseos de Champagne: la Avenue de Champagne en Épernay.

La Maison trabaja únicamente con pequeños volúmenes en una producción limitada. Al igual que los artesanos que se suceden de padre a hijo transmitiéndose celosamente sus secretos de fabricación, tan sólo siete jefes de bodega se han sucedido durante dos siglos para privilegiar la peculiaridad sobre el volumen.

La Maison sólo trabaja con pequeños volúmenes en una producción limitada

HervéDeschamps, Chef de Caves desde 1993 y actual depositario de esta herencia,  se enmarca en esta filosofía de artesanos creadores diseñando cada cuvée como una obra única, a la manera de un artesano del vino.

En cuanto a sus viñedos, hay que señalar que cuenta con 65 hectáreas de viñedo propio, casi exclusivamente calificadas como Grand Crus (99,2%), con la mejor uva Chardonnay de la Côte des  Blancs (las mejores parcelas de Cramant). Son vides excepcionales, ubicadas inmejorablemente en el “triángulo mágico del  Champagne”.

Su uva Chardonnay proviene de las mejores  parcelas de la Côte des Blancs, aportando delicadeza y elegancia. Por otro lado, la PinotNoir aporta estructura al vino y lo realza sin dominarlo. Por último, la PinotMeunier juega el papel idóneo en la combinación de las dos anteriores variedades, ayudando a aportar rotundidad, sabor afrutado y equilibrio al vino.




sukaldaTU por Ainara López