Canelón

Canelón de trufa y morcilla [Foto: I. Galatas]

Una morcilla muy especial

La morcilla que viene del Bidasoa

Gorka Txapartegi es un cocinero que siempre está en primera línea

| diariovasco.com | 12/07/2014 |

Que Gorka Txapartegi es uno de los grandes lo sabemos desde hace mucho tiempo, el problema está en que no le damos todo el alboroto que se merece, a veces eso conviene porque nos gusta tenerlo para nosotros, bueno, para nosotros y los suyos, que clientes no le faltan y nunca le han faltado. A mi me gusta recomendarlo siempre que puedo, la prefunta más habitual suele ser “¿qué sitio me recomiendas para sorprenderle a alguien que lo conoce todo?” El Alameda de Hondarribi suele ser una recomendación segura, de verdad, nunca falla, elque quiere producto lo encuentra porque hay pocos cocineros tan obsesionados con la temporada, no pasa por la puerta de su casa nada que no tenga el certificado de la temporalidad. Una vez se me ocurrió decirle si un producto lo tenía todo el año y me miró como si le hubiera insultado, es muy suyo Gorka.

Pero si sales a buscar creatividad también te lo encuentras porque suyo es uno de los platos mejor valorados el año pasado, el butakaku en el que ha conseguido aunar oriente y occidente sin fuegos artificiales, casi en silencio, es un plato que muchos hemos aplaudido y él casi no le da importancia, como si hubiera sido lo más normal del mundo el haberlo hecho.

Y ahora presenta otra joya en su carta, el canelón de trufa y morcilla con vinagreta de manzana ácida. ¿Qué puede tener de especial un plato de morcilla? Puede que pocas sorpresas, pero en este caso hay una sorpresa en cada bocado. La morcilla es especial porque la ha encontrado en Bera, es suave y el toque de trufa le da la categoría que se merece, la pincelada de trufa se arregla perfectamente con la morcilla. Y la manzana ácida es el complemento perfecto, lo que da sentido al plato.

En twitter: @igalatas




sukaldaTU por Ainara López