Bodegas Taron

Una botella de Taron Tempranillo [Foto: diariovasco.com]

Enología

Bodegas Tarón, desde el corazón de la Rioja Alta

La búsqueda de la calidad de la uva es una obsesión en la forma de trabajar de esta bodega que tiene más de cuarenta años de experiencia en la elaboración de grandes vinos de Rioja

diariovasco.com | 26/02/2013 |

Desde el corazón de la Rioja Alta, Bodegas Tarón ofrece a los amantes del buen vino una selecta gama de caldos, fruto de la experiencia de más de cuarenta años trabajando con mimo 700 hectáreas de viñedo propio en pueblos llenos de historia como Cuzcurrita de Río Tirón, Sajazarra, Tirgo, Villaseca...

La tradición de elaborar grandes vinos en esta bodega aúna todo el saber acumulado durante más de cuarenta años con las últimas  inversiones en la más moderna tecnología.

Bodegas Tarón, tecnología y tradición

En esta bodega están siempre en permanente búsqueda de los más modernos medios que les permitan continuar con la tradición de elaborar vinos llamados a perdurar en el tiempo, pero el gran protagonista sigue siendo el viñedo. Poseen 700 hectáreas para elaborar unos vinos con el carácter único de estas tierras de la Rioja Alta al abrigo de los Montes Obarenes

En Bodegas Tarón son pioneros en la búsqueda de la calidad del fruto por encima de todo

En Bodegas Tarón son pioneros en la búsqueda de la calidad del fruto por encima de todo, huyendo de las grandes producciones para buscar la excelencia a través de una viticultura sostenible y no agresiva con el medio. En sus viñedos predomina el Tempranillo,  aunque también utilizan el resto de variedades autóctonas.

El Tarón Tempranillo es un vino 100% Tempranillo, en la nota de cata de este vino, se aprecian muy bien los matices típicos de la variedad Tempranillo que le ayuda a potenciar su correcta acidez y su aroma silvestre y afrutado recordando bayas rojas. El color rojo cereza picota con matices violáceos y el tono de su capa media alta son expresión de su juventud adelantándonos una boca fresca pero compleja y sabrosa con una astringencia suave y un postgusto medio-largo muy vivo y satisfactorio.

Tarón Crianza tiene un 95% de Tempranillo y un 5% de Mazuelo. Ha sido envejecido doce meses en barricas de roble americano. Tiene un color guinda con toques violáceos muy ligeros y un aroma equilibrado entre la vivacidad y el afrutado propios de la variedad dominante y el aportado por la madera. Logra alcanzar una madurez y un equilibrio fenólico y aromático que se aprecia en su armonía y redondez. En la boca es amplio, con taninos suaves pero bien estructurado, redondo, largo, con un recuerdo fino y agradable.




sukaldaTU por Ainara López