La garnacha

La garnacha perdida del Moncayo [Foto: I. Galatas]


La Garnacha Perdida del Moncayo

Año:2014

D.O: Campo de Borja

Precio:8 €


General Vara de Rey 5
Logroño,
La Rioja 26003


Sutil, ligero y elegante

Vino de la semana - La garnacha perdida del Moncayo 2014

Un proyecto diferente con el que se descubren vinos diferentes

| diariovasco.com | 14/02/2017 |

Se llama Vintae y son proyectos como este  los que están dando una alegría y aire fresco al mundo de los vinos. La idea nace de una persona, un riojano, José María Arambarri, que en el año 99 decide entregarse en cuerpo y alma al vino que tanto le apasionaba. Hoy, ese proyecto que arrancó en La Rioja con sus hijos José Miguel y Ricardo, tiene a más de 50 personas detrás y representa vinos de muchas DOs que se encuentran en España. El objetivo desde el principio debió ser muy claro: pasión y autenticidad. Se buscan viñedos, se cuidan y se hacen vinos pegados a la tierra.

Hay muchos vinos de los que iremos hablando porque entre proyectos y bodegas suman ya 16. Hoy toca una de las más apasionantes: El proyecto de las garnachas perdidas. La intención es encontrar esta variedad en toda la geografía, seleccionar los mejores viñedos e intentar recuperar un vino que nunca debió desaparecer porque fue una de las variedades que mejor se establecieron en nuestros suelos. De momento el proyecto nos acerca a las garnachas de Moncayo, Aragón y Tarragona.

A mi la garnacha siempre me ha gustado así que soy terreno abonado y lo que más me gusta es recomendarla. Pero ojo, no era fácil hablar de la garnachona de antes. Esa garnacha del Moncayo que era todo extracción y potencia, casi tinta china cuando la echabas en la copa. Rica sí, muy rica, pero potente. Hoy estos nuevos productores han sabido sacarle a la garnacha toda su sutileza. Esta garnacha maravillosa es ligera, elegante, floral, divertida y con ganas de tomarte la segunda copa inmediatamente. En copa ya supones esa ligereza y en boca es una golosina apetecible.

No me suele gustar decirlo pero lo diré, es francesa, recuerda a Chataeuneff de Pape, es ideal para celebrar una comida en pareja porque es de esos vinos seductores que se quedan contigo. Y la ventaja es que solo cuesta 8 euros




sukaldaTU por Ainara López