Ca'n Verdura

Ca'n Verdura Negre 2016 [Foto: I. Galatas]


Ca'n Verdura Negre

Año:2016

D.O: Binissalem

Precio:12 €


C/ de s'Era, 6
BINISSALEM,
Baleares 07350


Mallorquín de pura raza

Vino de la semana - Ca'n Verdura Negre 2016

Mantonegre, la variedad en la que creen los jóvenes enólogos mallorquines

| diariovasco.com | 12/11/2018 |

No asustarse. No es que algún enólogo se haya vuelto loco y, metidos como estamos en la locura vegetariana, se haya puesto a hacer un vino de verduras. No, seguimos hablando de la uva y de grandes vinos.

Serán mis antepasados mallorquines los que me hacen coger una botella de vino de las islas allá donde lo vea, intentando sacarle el mejor partido. Hubo un tiempo en que no era fácil, con esa obsesión de tomar los vinos de la zona donde uno está me preocupaba por pedir vinos de la zona, casi todos de Binissalem (Benissalem en mi época), y había de todo. “A los jóvenes no les interesa el viñedo” me contaban. Echaban la culpa a los alemanes y su obsesión por comprar tierras en la zona. No sé, el caso es que algo había y seguro que se podía hacer más.

Lo demostraron los jóvenes, el primero Francesc Grimalt que con su capacidad para hacer 4 Kilos y 12 Volts esos vinos que pusieron Mallorca en el mapa a un precio razonable, (con el cambio del kilo ¿tendrán que cambiar el nombre del vino?) y, sobre todo, su generosidad, porque se dio cuenta que a menos que salieran más enólogos jóvenes que trabajaran con las variedades autóctonas no se podía hacer una DO seria.

Con él aprendió Tomeu Llabrés y ha pasado de trabajar en un lado y en otro a sacar adelante este proyecto de Viticultura en miniatura. Las bases de esta bodega fundada en el año 2012 son claras: suelos calcáreos con el rojizo característico de la oxidación y mucha piedra para el drenaje, carácter de la zona de Binissalem, clima mediterráneo, variedad autóctona Mantonegro y cuidado del viñedo, vigilándolo, no permitiendo que sobrepase la maduración. estando al tanto de los detalles y desparpajo a la hora de hacer los vinos, que no haya reglas. Un vino que sale para beber y divertirse con los amigos. Un vino sin etiquetas raras, ligero y elegante, que te da lo que le pides y por 12 euros. Así no hay manera de que se acabe el vino en Mallorca.