Parotet

Parotet 2012 [Foto: I. Galatas]


Parotet

Año:2012

D.O: sin DO

Precio:17 €


Alcusses, km 11,1
Moixent,
Valencia 46640


Una variedad diferente

Vino de la semana - Parotet 2012

El bodeguero que demuestra que en Valencia se pueden hacer grandes vinos

| diariovasco.com | 13/03/2018 |

Ese momento en el que alguien te dice “me bebería este vino toda la noche.” Has abierto el vino desconocido e incluso puede que te hayan puesto una mueca extraña. Parotet se llama de Celler del Roure. Pero ya con la primera copa te dicen “qué bueno está, parece seda, y qué largo se hace, qué elegante, qué rico, qué fácil de beber”. En ese momento sabes que triunfas con el vino y te alegras de haber sabido elegir.

Este vino es el fruto de un montón de cosas, ¿casualidades? no sé si definirlo así, llamemoslas pequeñas anécdotas afortunadas que nos han dado esta particular visión del vino.

Quien lo hace se llama Pablo Calatayud (con la visión de su padre D. Paco) y la bodega está situada en Moixent, Valencia. Hablamos de una época en la que los vinos de Valencia buscaban su identidad. Sí, estaba la bobal que Toni Sarrión ha defendido y demostrado que es una uva capaz de dar los mejores vinos, pero luego otros agricultores luchaban con variedades foráneas porque así sonaban mejor los vinos y se podían vender. Todo eso hasta que Pablo se da cuenta de que uno de los vinos “menores” que hacía se vendía más que el hermano mayor. “Ahí me dí cuenta de lo importante que son la bebebilidad y el precio, claro” le cuenta a Luis Gutiérrez en el capítulo que le dedica en su libro Nuevos Viñadores.

Y con el tiempo descubre la uva mandó, la más local y auténtica de su zona, es de esas uvas que van desapareciendo porque” tiene un racimo pequeño, el grano suelto y de bajo calibre, da producciones moderadas”  pero encuentra cepas viejas y va plantando otras poco a poco. Y después está lo de las tinajas, compran una finca, hay una bodega y la bodega contiene uno de los mayores tesoros vinícolas de la zona, casi 100 tinajas enterradas en la tierra que sirven para hacer vino.

Así es como se ha hecho este Parotet (libélula) 2012. La uva no puede identificar mejor el terruño, no puede ser más local, se recoge la uva con una vendimia que llaman “avanzada” bien madura, vinificación en lagares, maceraciones largas a baja temperatura con un final en las tinajas. La descripción podría hacer pensar en un vino sobre madurado y potente, y no hay nada de eso, es, por encima de todo, un vino sorprendente, casi único y todo por 17 euros.