Marqués de Vargas

Marqués de Vargas 2008 [Foto: I. Galatas]


Marqués de Vargas

Año:2008

D.O: Rioja

Precio:16 €


Carretera Zaragoza, km. 6
Logroño,
La Rioja 26006


Un gran vino para regalar

Vino de la semana - Marqués de Vargas 2008

Es un clásico riojano sin complejos con lo mejor de la tradición

| diariovasco.com | 06/10/2015 |

Este año empieza antes de lo que pensaba. Ya me hacen preguntas sobre algún vino para hacer un buen regalo pero con la salvedad de que sea bueno de verdad y que esté por debajo de 20 euros. Te descolocan pero tu aceptas el reto. Por eso son fechas en las que empiezo a probar vinos serios, de los que está para regalar, vinos que honran a quien se lo regalas y enorgullecen a quien lo regala.

Marqués de Vargas 2008 es uno de los mejores vinos de la categoría. Desde el año 89 Pelayo de la Mata, actual Marqués de Vargas cumplió el sueño de su padre de construir una bodega y hacer grandes vinos. Para eso puso al frente como enólogo a Francisco Javier Pérez y entre los dos se propusieron hacer vinos riojanos sin complejos y, además, con la particularidad de que sus vinos sólo se hacen de primera categoría, no salgas a buscar vinos del año o crianzas, hablamos a partir de 24 meses de barrica y tienes que tener mucha confianza en tu viñedo para atreverte a hacer algo parecido, y después está la mano y los conocimiento suficientes para saber combinar barricas nuevas y antiguas, francesas y americanas e incluso rusas para que salga el vino que tu quieres.

En el caso de este 2008 es un vino para comprar con los ojos cerrados, es el estilo directo de la Rioja, con las uvas e la zona (como las grandes bodegas, sin especificar qué lleva porque interesa más el estilo que saber el porcentaje de cada variedad), que hace falta decantarlo como los grandes vinos, tremendamente complejo pero con la elegancia que se le supone a un vino con ese nombre. Es un vino con mucho empaque y, como los grandes, a medida que pasa el tiempo cada copa te da matices diferentes y disfrutas de un vino que evoluciona y del que puedes hablar tras cada sorbo. Fruta madura, madera fina y mucho tiempo en boca ¿Comer con él? Yo no, prefiero disfrutarlo como el gran vino que es. La pena es que se acaba y no debería. Y lo he dicho al principio, por debajo de 20 euros, concretamente sobre los 15 euros.




sukaldaTU por Ainara López