Cata de verdejos Akelarre

Akelarre acogió esta excepcional cata de verdejos [Foto: Unciti]

Cata

Verdejos de gran altura

Son vinos que con la llegada del verano siempre encuentran su momento porque son diferentes, bien hechos y gustan a todos

diariovasco.com | 27/06/2017 |

Contaba quien sabe de esto de los vinos y las uvas, que la verdejo es una de las variedades más respetadas por los extranjeros que no sólo visitan nuestro país, sino por aquellos mercados que consumen vino blancos. La verdejo es una uva que es muy versátil, que sabe adaptarse a distintos gustos. La elaboración del vino, los suelos y la viticultura permiten encontrarse vinos para diferentes circunstancias, vinos capaces de quedar bien siempre.

La verdejo es una uva que es muy versátil, que sabe adaptarse a distintos gustos

Me gusta que llegue el verano para poder  disfrutar de los vinos blancos y un buen vino de verdejo siempre encuentra su acomodo, su momento. Y me imagino en la terraza del Hotel de Pedro Subijana en Akelarre con ese equipazo que te atiende, Carlos Muro, Ciro Carro y el recién incorporado César Román tomando y disfrutando uno de estos vinos diferentes, bien hechos, capaces de situarse entre los paladares más exigentes o para aquellas personas con la única pretensión de tomar una copa entre amigos y pasarlo bien. Es en estos casos y en estas situaciones  cuando un verdejo queda muy bien.

Cuatro Rayas Viñedos Centenarios 2016  es la expresión de un capricho, y cuando ese capricho proviene de viñedos de entre 80 y 100 años, de una bodega de más de 80 años de vida, todo está bendecido. Elaborado con levaduras propias y sobre sus lías, utilizando el método más tradicional de vendimia y vinificación que aportan toda la elegancia y equilibrio de la Verdejo. Aromas florales y herbáceos, es redondo, untuoso y con paso fácil en boca lo que hace de éste, un vino persistente que crea la necesidad de seguir bebiéndolo.

La bodega Castelo de Medina 2016  es una bodega joven fruto del amor por el vino, por eso todo lo que hacen es sincero y muy directo. Este verdejo 2016 es uno de esos vinos jóvenes con los que siempre querrías encontrarte porque tiene lo que buscas, la frescura y el equilibrio, te recordará las tardes calurosas del campo vallisoletano, el heno, el hinojo y algo de manzana verde. Y siendo joven tiene cuerpo, estructura.

Harenna Edición Limitada 2015 es un vino único de viñedos de más de 150 años en Matapozuelos ese pueblo casi perdido de pocos habitantes con una estrella Michelín. Sol  de justicia a muchos metros de altura lo que asegura noches frescas y con terrenos arenosos en los que las raíces se esfuerzan por dar carácter a la verdejo. Un vino con cuerpo, que se hace sin prisas, estructurado y con mucha personalidad con mucho equilibrio. Un vino largo y gastronómico.

Por la noche

Hace calor en Rueda cuando se recoge la uva y por eso Aura 2016  hace hincapié en la Vendimia Nocturna de esta verdejo, que se recoge con más frescura para que la uva entre con todas sus cualidades intactas en la bodega. Se hace un vino fácil de beber, de fruta madura pero con mucha frescura. Entra bien en boca con muchos recuerdos a campo y, personalmente, me gusta el amargor final que me invita a otra copa.

Paseas por los viñedos de La Seca y encuentras esos cascajos en una tierra imposible de donde salen estos vinos con tanta personalidad. De allí sale Señorío de Garcigrande 2016, la verdejo expresándose con franqueza. Además la bodega hace una selección de las uvas que llegan. Así nacen aromas vegetales, hierbas secas, melocotón y anís por el hinojo. Al final se busca la complejidad y que el vino sea profundo. Y mantiene la frescura.

Mantel Blanco 2016 quiere ser la representación más sincera de la verdejo de una de las bodegas más antiguas de la región, Álvarez Díez. Por eso es un vino que habla de las hierbas secas, de las especias, es un vino que te llena la boca, que tiene la acidez que le da frescura, de esos vinos que nunca quieres dejar porque te parece que arrancará muy bien durante un aperitivo y que seguirá bien durante la comida. Un vino con el que te quedas.

Merecen la pena

Los mejores verdejos, estos que no cansan, los que te tomas una botella en buena compañía y con los que repites, estos son los que merecen la pena. Estos son de los que se hablan y los que te gustaría encontrar en las barras de los bares o en los restaurantes a los que vas a pasártelo bien. Estos son los verdejos que merecen la pena en verano.




sukaldaTU por Ainara López